27 marzo 2011

Cómete el mundo, y que se jodan-

Yo siempre me he pasado la vida pasandola sin más, pasando los días
sin hacer nada, aburrida, frente a una televisión o un ordenador.
Siempre he sido de las que he vivido viviendo simplemente, ni más ni menos.
No sé como explicarlo.
Pero ahora, ahora he pasado de ser una simple chica a ser la más afortunada, ahora
voy por el mundo comiendomelo, y me como también a las personas.
Vale que no siempre me salga todo bien, porque a nadie le sale todo bien,
pero no sé, aprendí que no todo es negro y que no todo es llorar, aprendí
que ser feliz consiste en levantarse cada mañana por algo, y si no hay un algo
simplemente tienes que inventartelo. Aprendí que ser madura es afrontar
un problema con ganas. Aprendí que más vale una sonrisa triste que no volver
a sonreír nunca, y, también he aprendido hace poco que aunque nada salga
hay que mandar todo a tomar por el culo y simplemente reirte, y si no tienes
nadie con quien reír, pues ríe sola. Por eso pienso que no hay que desperdiciar
momentos llorando, porque llorar no cambia nada. Pienso que hay que aprovechar
cada momento al máximo, porque la vida pasa y pasa y pasa y no te das cuenta,
porque cuando ayer estuviste allí, hoy estás acá y mañana no sabrás donde estás. Porque
vale, ya sé que aprovechando o no el momento la vida va a pasar igual
y todo acabará siendo un recuerdo. Pero debo decirte que eso no es así,
porque más vale tener un recuerdo bonito, que un recuerdo triste, ¿no?






2 comentarios:

  1. me encanto! =)
    pasate por mi blog! ^^

    ResponderEliminar
  2. Siempre es mejor guardar los bueno recuerdos, los malos hay que olvidar, :) me gustó tu blog, espero que tambiñen sigas el mío bye

    ResponderEliminar